¿En qué se distinguen el Hatha Yoga, el Vinyasa Flow Yoga y el Yoga Kundalini?

El Hatha Yoga es la base de todos los estilos de yoga que existen. De hecho las asanas o posturas de yoga que se utilizan provienen del Hatha. A continuación explicamos en unas pocas líneas algunas de las diferencias existentes entre estos tres estilos tan practicados en todo el mundo en la actualidad.

El HATHA YOGA es el yoga físico en el que las asanas o posturas de yoga se van sucediendo y se mantienen durante un rato a lo largo de la práctica, en función del objetivo pretendido y en combinación con la respiración. Se trata de un yoga estático sobre todo si lo comparamos con el Vinyasa yoga.

En el VINYASA YOGA, también yoga físico, las posturas de yoga o asanas se suceden en series que hacen que la práctica sea dinámica y por ello se conozca este estilo también como Yoga dinámico o Yoga Flow.  En este estilo de yoga el movimiento se combina con una respiración adecuada, una respiración fluida. Con el oxígeno continuo se potencian los beneficios de cada postura de yoga mejorando nuestra capacidad respiratoria.

El YOGA KUNDALINI es el yoga de la Consciencia y puedes darte cuenta de sus beneficios casi de inmediato. En la práctica se combinan las posturas de yoga (asanas), con respiración (pranayama), mudras (posturas de las manos), focalización de los ojos, sonidos (mantras), cierres energéticos corporales (bhandas) y meditación. Esta combinación hace que la práctica sea tan eficaz. Mantiene en forma el cuerpo y entrena la mente para ser flexible y fuerte lo que le permitirá hacer frente a los cambios y estrés. Se consigue una mente en paz.